Image for post
Image for post
Felix y Gil en el Auditorio Nacional.

Empieza un proyecto nuevo… el que se te ocurra… un trabajo, un hobby, una empresa… y todo empieza de maravilla. Todo te emociona y te divierte. Después empieza a ponerse más difícil y menos divertido, hasta que llega un punto bajo, muy difícil y nada divertido.

Te encuentras preguntándote a ti mismo si la meta que te propusiste vale la pena. La clave, dice mi autor favorito Seth Godin, es saber distinguir entre un bachesito temporal y un callejón sin salida. En el primero, si tienes paciencia, resistes, no te das por vencido, y sigues empujando, logras dar un salto en tu carrera. En el segundo, no importa que tanto te esfuerces, la situación nunca va a mejorar. El camino simplemente no va por ahí.

Hace una semana, me tocó ver a dos jóvenes de Ensenada, Baja California dar ese salto. Después de dejar a sus familias y amigos para venirse a la Ciudad de México, Felix y Gil estuvieron aprendiendo a componer canciones, estudiando maneras de producir música, tocando y cantando a quien se les pusiera enfrente y buscando una agencia de management y disquera que impulsara su sueño de convertirse en artistas musicales.

No fue fácil, 2 años y medio pasaron y no hallaban señales de vida. Ya empezaban a cuestionar si abandonaban el sueño y regresaban a la escuela. Sin embargo, estos dos campeones supieron mantenerse motivados y enfocados cuando más importaba. Semanas después de que decidieron jugársela, OCESA Seitrack firmó contrato con ellos y tuvieron la oportunidad de abrir el concierto de OV7 y Kabah en nada más y nada menos que el Auditorio Nacional.

El momento fue muy emocionante, pues tocaron para un público de 10 mil personas como si no hubiera mañana. Su carrera, y su arte, apenas comienza.

Como Felix y Gil, habemos muchos luchando con esta decisión. Unos batallando con ventas en su tienda de utensilios de cocina, otros navegando la burocracia de gobierno. Unos más negociando con sindicatos para que los dejen trabajar, otros más batallando con sus socios para expandir los productos de su repostería.

A todos nos llega el momento de decidir si seguir adelante o cambiar de dirección. Saber renunciar a algo que no está funcionando para ti es igual de valioso, admirable e inteligente que seguir peleando por algo que vale la pena.

La pregunta es… ¿qué vas a hacer?

¿Cuál es tu Auditorio Nacional?

Comment

Originally published at www.emilioramirez.com.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store